Consejos para decorar el cuarto del bebe

Para llevar a cabo la decoración del cuarto del bebé, antes se debe buscar la mejor ubicación del dormitorio, que no existan ruidos que perturben el sueño del bebé, ni tampoco demasiada luz o cambios de temperatura que no le permitan dormir, también debe tener el mobiliario adecuado, no solo acorde a la decoración sino que principalmente brinden la seguridad necesaria al bebé.

De preferencia el dormitorio debe estar cerca de la habitación de los padres para facilitar atenderlo. Las ventanas deben ser fáciles de abrir y las cortinas no deben obstaculizar la ventilación del cuarto (porque es un factor muy importante para la salud del bebé).

Las cortinas deben estar hechas de un material que no acumule polvo y hablando del aspecto estético deben combinar con las paredes o con los accesorios del dormitorio. Pero también deben brindar seguridad: cuidar el largo, las cuerdas para sujetarla y que no sea de material inflamable como las telas sintéticas. El tipo de cortina más recomendable es la cortina que se puede enrollar en la parte superior y que son difíciles de alcanzar por el bebé.

Se debe evitar alfombras o estantes con muchos peluches, para mantener el ambiente libre de agentes alérgenos que le pueden provocar problemas respiratorios. El tul de la cuna del bebé debe ser bien tupido para que resbale el polvo.

Para la pintura de las paredes o murales se puede usar del tipo “hipo alergénicas”, de todos modos, el olor de las pinturas comunes desaparece con el correr de los días hasta volverse totalmente inodoras e inocuas.

Los muebles deben ser lisos y con pocos detalles para que no se acumule el polvo en las hendiduras. Los muebles básicos son: la cuna, un armario y un cambiador. Si cuenta con más espacio sugerimos un baúl para los juguetes y una silla. Es importante la distribución y posición de los muebles para evitar accidentes y que exista un buen espacio para la circulación en caso de alguna emergencia. Los muebles deben estar bien fijos al suelo y evitar que cuando el bebé empiece a caminar y se apoye en ellos éstos cedan por el peso. Los bordes de preferencia deben ser redondeados.

Se deben colocar protectores de enchufes, de cajones, de puertas y ventanas.

La iluminación de la habitación debe contar con una en el centro del techo y otra en una de las paredes del cuarto que  se utilizará para no incomodar al bebé con una luz muy fuerte y directa.

El piso no debe ser frio, debe de limpiarse fácilmente, debe ser antideslizante y que no absorba la humedad.


Como verán el nacimiento de un bebe no solo nos trae felicidad sino que acarrea una gran responsabilidad para todos, el hacer de su entorno un lugar seguro y lleno de amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *