Como solucionar la humedad de las paredes

Después de las largas semanas de lluvias en Arequipa, fácilmente se puede ver que no existe una sola casa que no se haya visto afectada por la humedad y el moho, provocada por las persistentes lluvias.

Muchas de ellas presentan la pintura descascarada, decolorada y con una coloración amarillenta en los exteriores y ni que decir de muchas habitaciones, donde los hongos y la humedad han hecho que la pintura se desprenda de la pared. El problema radica en que no solo nuestra casa tenga la apariencia de verse vieja y abandonada, sino que los hongos y mohos en la pared pueden afectar nuestra salud y la de nuestra familia, principalmente si tenemos niños en casa, los cuales son más propensos a enfermedades respiratorias. Por eso es importante deshacernos de este problema lo más antes posible, así que daremos unos consejos efectivos para combatir este problema:

1. En primer lugar tenemos que identificar el problema de la humedad. Si solo ha sido por la temporada de lluvias o es permanentemente todo el año,  porque en este caso por más que se le haga un tratamiento a la pared esta va a  seguir filtrando humedad, por ejemplo: si tenemos un jardín cerca de nuestra pared es lógico que todo el año  presente humedad; en estos casos mejor es recurrir al especialista.

2. Si solo fue ocasionado por la temporada de lluvias, debemos proceder a limpiar la pared. Para esto debemos lijarla, usamos este procedimiento para evitar que se siga extendiendo.

3. Después se hace una mezcla de lejía diluida con agua en una proporción de  1:4 (una medida de cloro por cuatro de agua) utilizando una esponja y guantes se lava la pared. Es importante que mientras se trabaje exista buena ventilación. Nunca se debe mezclar la lejía con otros productos como amoniaco o líquidos desatoradores porque la mezcla produce gases tóxicos. Se  debe dejar por dos días para que seque bien la pared y de preferencia dejar las ventanas abiertas para que haya mejor ventilación y no se acumule tampoco los olores que va a desprender la lejía.

4. Una vez que la pared este bien seca, se puede proceder a impregnar con un producto antihumedad que puede encontrarse en diversas tiendas de nuestra localidad ,en diferentes marcas y precios; se puede consultar con un especialista de la tienda, como debe emplearse y en que proporciones, ya que varían en su presentación.

5. Ya una vez seca, se procede a resanar la pared si esta presenta rajaduras o fisuras. Para esto se empasta utilizando la misma base pura sin nada de agua, con una espátula se va esparciendo por la superficie dañada. Una vez empastado se espera que seque y se lija para suavizar la pared.

6. Luego pintamos la pared con base para blanquearla y poder ponerle  el color deseado. Para esto se hace una mezcla de una de base por una de agua. Y con el rodillo se comienza a blanquear la pared. Se debe dejar secar por un día.

7. Finalmente, colocamos la pintura con el color de nuestra preferencia, puede ser mate o satinada, y dependiendo de la calidad de la misma, se le dará una o dos manos de pintura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *