LUZ BLANCA VS. LUZ AMARILLA

Cuando vamos a elegir la iluminación para la casa, a veces nos vemos en la encrucijada de elegir que iluminación es la más adecuada: si utilizar la de luz blanca o la de luz amarilla. Ambas tienen sus ventajas y desventajas, en su revista Casa Fija les daremos algunos consejos para colocar la iluminación que más se adecue a sus necesidades o al espacio donde quiere instalarlo.

LA LUZ BLANCA

Ventajas:

• Se ha demostrado en recientes investigaciones que la luz blanca da mejor visibilidad a las personas que caminan por aceras, lo que permite que sean menos propensos a tropezar en superficies irregulares. Así, en casa se puede colocar en pasadizos, patios y lugares de alto tránsito.
• Nos permite resaltar los detalles decorativos en una habitación o sala, principalmente de noche.
• Da más luminosidad empleando menos watt, lo que a la larga permite un bajo consumo de corriente eléctrica.
• La vida útil de un foco de luz blanca es más prolongado, de aproximadamente 5 mil a 7 mil horas de uso.
• No provoca calor lo que hace que tenga poca pérdida de energía.
• No pierde intensidad de luz al aumentar las horas de trabajo, su luz se mantiene constante.
• Si hay niños pequeños en casa son ideales porque no queman al tocarlas.
• No contienen sustancias como mercurio o gas, por lo que contaminan menos.

Desventajas:

• Emite una luz fría, que a veces nos crea una atmosfera melancólica y triste.
• Es más cara que los focos convencionales.
• En un cuarto de colores oscuros tiende a oscurecerlo más.
LA LUZ AMARILLA

Ventajas:

• Es efectiva para usarla en exteriores por la eficiencia luminosa elevada.
• Son más económicas y es fácil de encontrarlas en cualquier lugar de venta.
• Le da calidez al ambiente.
• En el uso indirecto de este tipo de luz ayuda a crear mayor dramatismo por que intensifica los colores, como por ejemplo: para iluminar una pintura o una pared texturada.
Eleva el ánimo y se puede utilizar en espacios donde se reúnen personas.

Desventajas:

• Son focos que queman al tocarlos.
• Generan mucho calor en un ambiente lo que hace que gaste mucha energía.
• Tiene menos vida útil, aproximadamente 1000 horas.

Luego de estos datos, dejamos a criterio de nuestros lectores que tipo de luz desean adecuar a sus diversos ambientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *